Camí de Cavalls 360º en 10 días #07: Cap d’Artrutx – Cala Galdana

Esta sección del perfil meridional de Menorca incluye importantes asentamientos turísticos así como tramos vírgenes y playas paradisíacas de arena blanca y aguas turquesas. Son Saura, Es Talaier, Cala en Turqueta o Macarella son algunos nombres emblemáticos que se encuentran en estos kilómetros.

Mapa del programa Senderisme 10 etapes de Camí de Cavalls 360º. Etapa 7.
Mapa del programa Senderismo 10 etapas de Camí de Cavalls 360º. Etapa 7.

 

Camí de Cavalls 360º pone a disposición de los participantes un buen número de modalidades, fórmulas y formatos para disfrutar de la ruta con un recorrido adaptado a su ritmo, nivel y disponibilidad de tiempo. El programa Senderismo 10 etapas es uno de los que mejor se ajusta a senderistas con una mínima experiencia y que busquen rutas de dificultad media.

Los 185 kilómetros de distancia y 2.741 metros de desnivel positivo se reparten en diez jornadas asequibles de unos veinte kilómetros de media. Los participantes solo deben pensar en disfrutar de los paisajes y parajes a su paso. El equipo de la organización nos ocupamos del resto: el asesoramiento sobre el recorrido y posibles variantes, las cuestiones logísticas e incluso los traslados hacia los alojamientos cuando no se pueda llegar caminando.

ETAPA #01: MAÓ – FAVÀRITX

ETAPA #02: FAVÀRITX – SES SALINES DE FORNELLS

ETAPA #03: SES SALINES DE FORNELLS – CAMÍ DES ALOCS

ETAPA #04: CAMÍ DES ALOCS – CALA MORELL

ETAPA #05: CALA MORELL – CIUTADELLA

ETAPA #06: CIUTADELLA – CAP D’ARTRUTX

ETAPA #07: CAP D’ARTUTX – CALA GALDANA

Altimetria de l’etapa 7 del programa Senderisme 10 etapes de Camí de Cavalls 360º (Cap d’Artutx - Cala Galdana).
Altimetría de la etapa 7 del programa Senderismo 10 etapas de Camí de Cavalls 360º (Cap d’Artutx – Cala Galdana).

Distancia: 17,37 km / Desnivel: 161 m

De Cala en Bosc a la Cala Parejals

Los primeros 2,5 kilómetros de esta etapa transcurren por las urbanizaciones de Cala en Bosc y Son Xoriguer, con la figura de la Farola d’Artrutx a la espalda. Cala en Bosc es uno de los ejemplos de núcleo turístico, asentado junto a una tranquila playa. Dispone de un puerto deportivo que cuenta con canal de entrada y una amplia oferta de ocio y restauración.

Son Xoriguer, por su lado, presenta una urbanización basada en chalés y apartamentos más que en grandes edificios. Su playa, que combina arena con rocas, marca el final de la zona urbanizada de poniente y significa el inicio de un largo tramo natural a través de algunos de los paisajes más espectaculares y emblemáticos de la isla.

El recorrido apenas presenta desnivel, y transcurre por roquedales de baja altitud sobre el nivel del mar, con ocasionales depresiones en forma de calas. El sendero se pega al mar para cruzar la Cala Parejals, un entrante de mar que raramente forma playa en superficie. Una casita blanca al final de la cala indica la ubicación de la Cova des Pardals, cueva a la que se accede a través de una escalera y que comunica con la casa mediante una trampilla. Es un buen lugar para refugiarse del calor extremo en esta zona donde no abunda la sombra.

Cova des Pardals (Foto: Camí de Cavalls 360º).
Cova des Pardals (Foto: Camí de Cavalls 360º).

De la Cala de Son Vell a las Platges de Son Saura

La siguiente cala a tener en cuenta es la pequeña Cala de Son Vell y, poco más adelante, llegan Es Calons. Allí, se puede descubrir uno de los búnkeres construidos por las fuerzas republicanas durante la Guerra Civil. En aquel entonces hubo una red considerable de este tipo de construcciones a lo largo del lioral de la isla, que no fue controlada por el ejército franquista hasta febrero de 1939, casi al final de la contienda.

A continuación, Camí de Cavalls 360º se adentra en las Platges de Son Saura, que conforman un paisaje que rivalizaría con cualquier fotografía de un catálogo turístico caribeño. La primera de las dos playas separadas por una pequeña punta rocosa es la Platja des Banyul, y su pinar se extiende hasta la misma franja de arena blanca.

La segunda playa de Son Saura se conoce como Bellavista y destaca por su sistema dunar y por la zona de humedales litorales semipermanentes que tienen en su parte posterior.

Cada recodo del camino en esta zona ofrece una mejor perspectiva del paisaje de Son Saura, hasta que finalmente se deja atrás al bordear la Punta des Governador. El sendero no da opciones a la nostalgia por las panorámicas pasadas, pues otras nuevas igual de bellas ocupan su lugar inmediatamente.

Corrent per la zona de Son Saura (Foto: Jordi Saragossa).
Corriendo por la zona de Son Saura (Foto: Jordi Saragossa).

De las Platges de Son Saura a Cala en Turqueta

Es el turno de la Cala des Talaier y de sus aguas cristalinas, que son el preámbulo de un tramo de acantilados donde los bosques de acebuche llegan casi hasta primera línea de mar y las vistas en dirección este ofrecen miradores excelentes.

Tierra adentro, es posible ver los restos de la Talaia d’Artrutx, una torre defensiva de planta circular construida en 1617 sobre un alto a 63 metros de altitud y rodeada de otras construcciones más recientes. Bajo su atenta mirada se encuentra Cala en Turqueta, que toma este nombre de las históricas incursiones protagonizadas por piratas turcos.

El camino no pisa la arena de Cala en Turqueta, sino que la cruza por el fondo, donde se puede ver una antigua noria usada para extraer agua de un pozo. Igualmente se exhiben los primeros ejemplos de bosques de encinas, presentes en todos los barrancos que desembocan en la costa sur y que modifican completamente el paisaje y la seca vegetación del entorno. Concentran una humedad más alta y están refugiados del viento, por lo que representan también un alivio en los días más calurosos o excesivamente ventosos.

Consultant el mapa a Cala en Turqueta (Foto: Jordi Saragossa).
Consultando el mapa a Cala en Turqueta (Foto: Jordi Saragossa).

De Cala en Turqueta a Cala Galdana

El tramo siguiente toma cierta distancia con la costa y atraviesa secciones de monte bajo, con pinos, acebuches, sabinas y madroños, antes de llegar a la doble cala formada por Macarella y Macarelleta. Se trata probablemente de la cala virgen número uno en popularidad de Menorca. Y con razón. Lo justifican su configuración recogida entre acantilados de pinos, sus arenas blancas y sus puras y cristalinas aguas de color turquesa, donde las embarcaciones que fondean, principalmente en verano, parecen flotar suspendidas en el aire.

Con este recuerdo en la retina, el camino vuelve a adentrarse por un bosque en el que se esconden los restos de Es Bèrecs, antiguos cuarteles ingleses del siglo XVIII, y que lleva hasta Cala Galdana, importante núcleo turístico donde finaliza la etapa.

Macarelleta (Foto: Camí de Cavalls 360º).
Macarelleta (Foto: Camí de Cavalls 360º).